Acuerdos para el sexo anal

En el sexo todo está permitido si bocas, manos, pies, penes, anos, vaginas y los involucrados están de acuerdo en las formas, más al punto vamos por el sexo anal, uno de los más atractivos para nuestra comunidad LGBTQ+.

Para despejar plácidamente el asterisco hablamos con el doctor Otto.

Como buen especialista, Otto describió detalladamente este grupo muscular complejo, delicado, sensible que llevamos a todo lugar y que como nos educaron desde el pañal es para defecar; por ahí partimos.

El asterisco, puño de ligas, el sin esquinas, o como le llamen por naturaleza debe mantenerse productivo y feliz desde lo que comemos. El evitar altos consumos de proteínas, y en cambio subirle a las verduras y agua mantendrá el colón, esfínter y toda su estructura mucosa lista para recibir un regalo de penetración.

Ciertamente el ano es seximente atractivo porque está conectado muscularmente al piso pélvico, esto, más los millones de terminales nerviosas nos regalan sensaciones diferentes que pueden ser aún más satisfactorias su sumamos recomendaciones.

¿Cómo coger por el ano?

Después de aprender a comer para defecar sin pujar y con ello evitar hemorroides, Otto nos habló de la limpieza; dejó claro “no existe texto médico que recomiende a la persona receptiva limpiarse el ano por obligación, ni con enemas, ni con duchas.

Ahora que si les produce confianza las bombas de agua es lo más seguro.

Algunas personas limpian su ano con manguera directamente conectada a la llave, esto puede ser riesgoso porque no se puede medir la presión del agua y puede provocar desgarros.

En cambio, en una bomba se puede usar solución salina para cuidar la mucosa encargada de absorber vitamina K y la correcta producción del bolo fecal.

Cero escatimar el lubricante, ni en calidad, ni en cantidad ya que el ano “no lubrica, no tiene glándulas especiales para ello”, lo que vemos como mucosa son mínimas secreciones de protección ante la penetración de pene, mano, dildo o pie, peor aún si son blancuzcas y desagradables en su olor pueden ser síntoma de gonorrea.

Una recomendación extra es tener a un especialista en coloproctología que nos prescriba cremas dilatadoras, de esas que solo se consiguen en la farmacia y que son fabulosas para relajar el esfínter incontrolable para permitir una entrada y salida fluida.

En caso de usar sustancias como las metanfetaminas el galeno dijo que hay que cuidar la hidratación, preferentemente no introducirlas por el ano, “recuerden que es delicado”.

Eso sí, lo más peligroso en el sexo anal es usar anestésicos locales que solo anulan los sistemas de defensa y otras señales de posibles daños provocando tal vez fuerza excesiva de la persona incentiva.

Y por supuesto buscar información de organizaciones y especialistas como AHF América Latina y el Caribe   donde encontraras condones y respuestas sobre otros métodos de prevención de VIH e ITS.

Ojo en el ano ante las señales de alarma

Ya mencionamos las hemorroides, pues si es claro que si se vice un proceso inflamatorio en el ano, la penetración será dolorosa e incómoda, luego puede ser peligrosa ya que por el roce y fuerza hasta puede ocasionar fisuras y sangrado.

Si el sangrado es leve, solo mancha, solo cuidar la fuerza mientras el receptor no indique lo contrario. Ante un sangrado importante, acudir de inmediato a una sala de urgencias donde jamás cuestionarán el origen, “para nosotros los médicos es más importante reestablecer la salud”.

Ante cualquier incomodidad hay que consultar presencialmente al médico, este decidirá si con una sola crema reparadora basta o hay que llegar al hospital para tratamientos más complejos.

El asterisco lo agradece

Primero comer frutas y verduras, tomar agua, relajar el piso pélvico con ejercicios de respiración para facilitar y conservar la penetración, cuidarlo de las presiones de agua de los enemas, finalmente si esta inflamado o con hemorroides pues buscar otras formas de placer…Gracias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.