Picture of Paty Retana
Paty Retana

Salud mental más allá de la heteronorma

La salud mental en nuestra comunidad LGBTTTIQAP+ es un tema crucial que a menudo se pasa por alto en la sociedad. ¿Pero qué es realmente la salud mental?

La página web del IMSS dice que “Es el estado de equilibrio que debe existir entre las personas y el entorno sociocultural que los rodea, incluye el bienestar emocional, psíquico y social e influye en cómo piensa, siente, actúa y reacciona una persona ante momentos de estrés”.

Sucede que  no “en-cajas” pues el estrés aumenta a nuestro paso por la escuela, más la religión, el gobierno e incluso los medios de comunicación o el cine, donde pocas veces vemos historias LGBTTTIQAP+  bien contadas.

La presión del entorno, la falta de representación y el estigma perpetúan un sentimiento de no pertenencia. Es hora de hablar sin estigmas y crear espacios seguros como los espacios creados por Punto Sero.

Y es que las estadísticas son alarmantes: un alto porcentaje de jóvenes LGBTTTIQAP+ ha experimentado intentos de suicidio y autolesiones debido a la homofobia y transfobia.

El informe RaRE revela la necesidad urgente de servicios de salud mental especializados para nuestra comunidad. Es momento de crear programas inclusivos y comprensivos.

El 48% de los jóvenes transexuales han intentado suicidarse. En comparación con el 18% de jóvenes heterosexuales y el 26% de jóvenes cisgénero. Las principales causas fueron identificadas como intimidación homofóbica o transfóbica y problemas por ser lesbiana, gay, bisexual o transexual en el entorno familiar y en la escuela. 57,1% de lesbianas, gays y bisexuales, y un 85,2% de jóvenes transexuales han intentado autolesionarse al menos una vez.

Si te sientes afectado, no estás solo acércate a los servicios de salud donde te sentirás libre de juicios, te hablamos de AHF América Latina y el Caribe. Localiza algunas de sus oficinas, la  más cercana a ti, están en 12 países de la región. Seguro encontrarás apoyo y recursos que te ayuden a sobrellevar estos desafíos.

Y es que la comprensión y la acción son nuestras herramientas para superar el estigma y construir una comunidad más saludable mentalmente.

¿Cómo cuidar la salud mental?

El autocuidado significa dedicar tiempo a hacer cosas que ayudan a vivir bien y a mejorar su salud física y mental. 

  • Ejercicio. Tan solo 30 minutos de caminatas diarias pueden ayudarle a mejorar su estado de ánimo y su salud. 
  • Consuma alimentos saludables y manténgase hidratado. Una dieta balanceada y mucha agua pueden aumentar su nivel de energía y de atención a lo largo del día.
  • El sueño es primero. Establezca un horario y asegúrese de dormir suficiente tiempo. La luz azul que emiten diversos dispositivos y pantallas puede hacer que sea más difícil conciliar el sueño. 
  • Establezca metas y prioridades. Decida lo que debe hacerse en este momento y lo que puede esperar. Aprenda a decir “no” a nuevas tareas si empieza a sentir que está asumiendo demasiadas cosas.
  • Sea agradecido. Recuerde diariamente cosas por las que está agradecido. Sea específico. Anote o repita mentalmente.
  • Mejor piense positivo. Identifique y cuestione sus pensamientos negativos y poco útiles.
  • Manténgase en contacto. Comuníquese con sus amigos o familiares que puedan ofrecerle apoyo emocional y ayuda práctica.

¿Cuándo debe buscar ayuda profesional?

Busque ayuda profesional si tiene síntomas graves o de angustia que han durado dos semanas o más, como:

  • dificultad para dormir
  • cambios en su apetito o altibajos no planificados en su peso
  • dificultad para levantarse de la cama en la mañana debido a su estado de ánimo
  • dificultad para concentrarse
  • pérdida de interés en cosas que por lo general le divierten
  • inhabilidad de realizar sus funciones y cumplir con sus responsabilidades diarias
  • sentimientos de irritabilidad, frustración o inquietud