VIH y sexualidad: Adiós tabúes

Picture of Paty Retana
Paty Retana

El VIH, virus de la inmunodeficiencia humana, es una condición estigmatizada y malinterpretada durante años. Aunque el VIH se encuentra en fluidos como sangre, semen, fluidos vaginales y leche materna, su transmisión puede prevenirse mediante el uso adecuado de los métodos.

Y es más, una de las creencias erróneas es que tener sexo con una persona que vive con VIH es forzosamente peligroso. Sin embargo, gracias a los avances en los tratamientos, es posible alcanzar un estado de indetectabilidad viral, donde la cantidad de virus en la sangre es tan baja que no puede ser detectada por las pruebas estándar.

En esta etapa, el riesgo de transmisión del VIH es extremadamente bajo o nulo, especialmente si se utilizan métodos preventivos como el condón o la profilaxis preexposición (PEP).

Asimismo, es importante destacar que las personas con VIH tienen el derecho y la capacidad de desarrollar una vida emocional y de pareja plena. Es todo un tema a desarrollar las llamadas “parejas serodiscordantes”, donde una persona vive con VIH y la otra no, y son bastante comunes reflejando la diversidad de la comunidad LGBTTTIQAP+.

Sin embargo, las parejas serodiscordantes enfrentan desafíos, como la falta de apoyo familiar y social debido al estigma asociado con el VIH. Muchas parejas optan por mantener en secreto el diagnóstico y el tratamiento del VIH, lo que puede generar una sensación de aislamiento y dificultar la comunicación sobre temas de salud y bienestar.

El temor a transmitir el virus a la pareja también puede afectar las relaciones, especialmente cuando se basan en la desinformación y los mitos sobre la transmisión del virus. Es fundamental educarse y obtener información precisa sobre el VIH para tomar decisiones informadas y reducir el estigma que rodea a esta condición de salud.

En cuanto al tratamiento del VIH, la adherencia es fundamental para lograr una carga viral indetectable y mejorar la calidad de vida. Además de tomar los medicamentos antirretrovirales según lo recetado por un profesional de la salud, llevar un estilo de vida saludable que incluya una buena alimentación, descanso adecuado y ejercicio regular contribuye significativamente al bienestar general de las personas con VIH.

Es importante recordar que, incluso con una carga viral indetectable, es esencial utilizar el condón para prevenir la transmisión de otras infecciones de transmisión sexual (ITS) y re infecciones por VIH. En casos de exposición accidental al VIH, la profilaxis post exposición (PEP) es una opción que debe buscarse dentro de las 72 horas posteriores al riesgo de exposición.

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual (ITS)?

Las ITS son infecciones que se transmiten de una persona a otra a través del contacto sexual. Estas incluyen la infección por clamidia, la gonorrea, el herpes genital, la infección por el virus del papiloma humano (VPH), la sífilis y la infección por el VIH.

¿Cómo se contrae una ITS?

Puedes contraer una ITS al tener sexo vaginal, anal u oral con alguien que tenga alguna de ellas. Cualquier persona sexualmente activa puede contraer una ITS y, por lo tanto, son totalmente prevenibles. 

¿Qué puedo hacer para protegerme?

  • Si decides tener sexo, tanto tú como tu pareja deberían hacerse antes una prueba de ITS. Asegúrate de que tú y tu pareja usen un condón de principio a fin cada vez que tengan sexo oral, anal o vaginal. 
  • Antes de tener sexo, habla con tu pareja sobre cómo vas a prevenir las ITS y el embarazo. Si piensas que estás listo(a) para tener sexo, también debes estarlo para proteger tu cuerpo. 
  • Asegúrate de conseguir la atención médica que necesites. Pregúntale a un médico o a un enfermero sobre las pruebas de ITS y las vacunas contra el VPH y la hepatitis B.
  • Evita combinar el consumo de alcohol o drogas recreativas con el sexo. Si consumes alcohol y drogas, tienes más probabilidades de adoptar conductas riesgosas, como no usar un condón o tener sexo con alguien con quien normalmente no lo tendrías.
  • Cualquier duda acude a servicios confiables, donde te sientas cómode y libre de juicios, como los que tenemos en AHF América Latina y el Caribe. Si quieres hacerte una prueba de detección de VIH gratis, localiza nuestras oficinas más cercanas a ti, estamos en 12 países de la región.

En resumen, vivir con VIH no impide tener una vida sexual saludable y satisfactoria. Con información precisa, acceso a tratamiento y apoyo de la comunidad, las personas con VIH pueden disfrutar de relaciones emocionales y sexuales plenas. La educación y la eliminación del estigma son clave para promover una sexualidad segura y sin prejuicios en la comunidad LGBTTTIQAP+.