Picture of Paty Retana
Paty Retana

Condón: tu escudo contra  VIH y otras ITS

En el esfuerzo por acabar con el VIH en el mundo, el uso del condón es crucial, especialmente para la población joven y más aún dentro de nuestra comunidad LGBTIQAP+, sabemos bien de nuestros gustos. 

Afortunadamente, y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el uso correcto y constante del condón externo reduce significativamente el riesgo de transmisión del VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS) durante las relaciones sexuales como la sífilis y la gonorrea ha sido probada a lo largo del tiempo. 

En la actualidad, los condones son fáciles de usar y están disponibles en diferentes formas y materiales para adaptarse a las necesidades de cada persona. Por ejemplo, los condones externos cubren el pene, el ano o la boca, mientras que los internos protegen la vagina.

A lo largo de los años, el condón ha demostrado ser una herramienta esencial para prevenir enfermedades de transmisión sexual. De hecho, durante la pandemia del sida en los años 80 y 90, su importancia fue fundamental para proteger a las personas.

En caso de ruptura, es fundamental buscar ayuda médica y realizarse una prueba de detección del VIH. De esta manera, se puede acceder a un tratamiento oportuno y garantizar la protección de la salud sexual.

Recuerda que AHF América Latina y el Caribe, en cualquiera de sus oficinas que están  en 12 países de la región, ofrece asesoría, apoyo, condones gratuitos y pruebas de detección cercanas a tu ubicación. No dudes en buscar ayuda y protegerte con el condón, tu escudo en la batalla contra el VIH y las ITS.

También puede ser interesante si lees “Una realidad, tengo VIH y ahora qué”

Y aún hay más, no tienes pretexto, ya que los condones están disponibles en diferentes tamaños, texturas y materiales, lo que permite a las personas elegir el que se adapte mejor a sus necesidades y preferencias. Algunos condones están lubricados para mejorar la comodidad y reducir la fricción durante el uso.

Algunos tips:

Es importante almacenar los condones en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar directa y objetos punzantes, para garantizar su efectividad. Revisar la fecha de vencimiento antes de usarlos también es fundamental para su correcto funcionamiento.

En muchos países, existen programas de distribución gratuita de condones en clínicas de salud sexual, organizaciones como AHF Latam y establecimientos de salud pública. Estos programas buscan promover el acceso equitativo a los condones y fomentar su uso como medida preventiva.
Además del condón externo, también existen condones femeninos o internos  que pueden ser una opción para las personas con vulva  que desean asumir la responsabilidad de la protección durante las relaciones sexuales.