Picture of Paty Retana
Paty Retana

Uso de drogas sólo como reducción de riesgos

En Punto Sero, queremos hablar de un tema que a menudo es tabú, pero que afecta a muchas personas: se trata del uso de drogas. Pero… ¿Cómo podemos hacerlo de manera más segura? Esa es la pregunta que nos motiva a discutir la reducción de riesgos.

Para eso recurrimos a expertos como el doctor Otto Tavera, quien comparte tips sobre cómo minimizar los riesgos asociados con el consumo de drogas. Su enfoque se basa en la información precisa y objetiva para ayudar a las personas a tomar decisiones informadas, sin estigma, neutrales y científicas.

En Google existe infinidad de páginas, siempre con terminación .org o de asociaciones civiles que pugnan por consumo responsable; algunas de ellas recomiendan que nunca se debe consumir en el anonimato, alguien de confianza debe acompañarte en el lugar o a distancia, esta persona debe saber qué vas a consumir y por cuánto tiempo, entre otros datos importantes que van desde que tus alergias o tipo de sangre, alguien que llame a emergencias ante las primeras señales de alarma.

En los más jóvenes, debemos trabajar donde nace la idea que es obligado “vivir el momento” porque si no se hace, nunca más se repetirá, y “eso no es cierto, hay un montón de momentos, con más edad, con mayor solidez emocional y económica para pasarla mejor, con menos preocupaciones, cuando lo harás más consciente, hay que esperar que el cuerpo procese todo de la mejor manera”.

Sabemos que el uso de drogas, tanto legales como ilegales, conlleva riesgos. En Punto Sero, nos enfocamos en proporcionar recursos y orientación para reducir esos riesgos y promover un uso más seguro y consciente.

La reducción de daños es una estrategia clave que busca proteger la salud y el bienestar de las personas que hacen uso de drogas. Nuestro objetivo es brindar información útil y práctica para que puedas tomar decisiones responsables sobre tu salud.

Si eres joven, es especialmente importante tener en cuenta los riesgos asociados con el consumo de drogas, ya que tu cerebro aún está en desarrollo. Queremos ofrecerte herramientas y recursos para que puedas navegar este tema de manera segura.

También puede interesarte leer “Viaje por las sustancias y Sexualidad”

Cuando existe una afección de la funcionalidad de la persona podremos hablar de un abuso, el hecho de llegar cansado a trabajar o no rendir lo suficiente porque te fuiste de farra, ¡aguas! Porque si es un comportamiento normalizado y tipificado, ahí hay un foco rojo, así sean dos cubas, un tequila, una fumada, lo que sea, y si te preguntas si tienes un problema, lo más probable es que si lo tienes.

Creemos en la importancia de abordar el uso de drogas de manera abierta y sin prejuicios. Queremos que te sientas seguro al buscar información y apoyo sobre este tema tan importante para tu salud y bienestar. Así y si te surgen dudas, busca a la asesoría que ofrece AHF América Latina y el Caribe, puede ser fundamental para entender nuestras necesidades

¿Qué son las drogas?

Las drogas son sustancias químicas que pueden cambiar el funcionamiento de su cuerpo y mente. Incluyen medicamentos recetados, medicamentos de venta libre, alcohol, tabaco y drogas ilegales.

¿Qué es el consumo de drogas?

El consumo o uso indebido de drogas incluye:

  • Uso de sustancias ilegales, como:
  • Uso indebido de medicinas recetadas, incluyendo opioides. Esto significa tomar medicamentos de una manera diferente a la prescrita por el profesional de la salud. Incluye:
    • Tomar un medicamento recetado para otra persona
    • Tomar una dosis mayor que la recomendada
    • Usar el medicamento de una forma diferente de la que debe hacerlo. Por ejemplo, en lugar de tragar sus tabletas, puede aplastarlas y luego inhalarse o inyectarse
    • Usar el medicamento para otro propósito, como drogarse
    • Uso indebido de medicamentos de venta libre, incluyendo usarlos para otro propósito y usarlos de una forma diferente a la que se supone

El consumo de drogas es peligroso. Puede dañar su cerebro y cuerpo, a veces en forma permanente. Puede herir a las personas que le rodean, incluyendo amigos, familia, niños y bebés no nacidos. El consumo de drogas también puede conducir a la adicción.